Me Busca, Pero, Tiene Pareja: ¿Me Quiere?

El complejo mundo de las relaciones y emociones humanas es uno de esos temas que siempre me sorprende y del que, además, adoro hablar.

Si bien es cierto que nadie tiene la verdad en sus manos, también es cierto que a diario vivimos con una cantidad de historias con las que podemos prevenir experimentar situaciones que no queremos vivir o para las que nunca estaremos preparados.

En el caso de las relaciones sentimentales, hay cientos de historias que han salido muy bien y otras, que definitivamente han salido muy mal, por lo que, en materia del corazón, muchos viven en una especie de prevención eterna para evitar que su corazoncito termine en pedazos o su vida, alejada de lo que en realidad se había proyectado.

Conocer a alguien, sentir química, vivir en las nubes y suspirando para después enterarte de que no tienes la exclusividad y ni siquiera, la prioridad, con esa persona, es de esas historias de terror de las que muchos quieren huir.

Pero ¿qué pasa si tú sientes la seguridad de que esa persona en realidad te ama? ¿Es así? ¿Debes esperar a que resuelva su situación o definitivamente, harás competencias de carrera con Forrest Gump para huir de ahí?

Hoy estaré hablando de este tema que es muy común en las relaciones y por el que muchas veces etiquetamos a hombres y mujeres con esa frase sello tan general que reza que «Todos son iguales». ¡Comenzamos!

Si te quiere, no habrá excusas

Si eres de esos que recibió la sorpresa de que la persona con la que has estado coqueteando y hasta saliendo, tiene, además de la que pensabas que tenía contigo, otra relación más formal, entonces, quédate a leer lo que tengo qué decirte.

Si, por el contrario, eres de los que sí lo sabían, pero prefirió convertirse en el segundo frente, también quédate que ya hablaremos de ti.

Ahora bien, comenzaré por decirte algo que seguramente ya sabes pero que necesitas leer desde otra voz, y es que, salvo muy contadas excepciones, tu historia no terminará con un final feliz. De hecho, le tengo recelo a ese término de los finales felices, pero, ese es ya otro tema del que hablaré probablemente en otro de estos artículos.

La cosa es que si la persona en quien tienes puesta tu atención y tus emociones en este momento, está en otra relación y no tiene reparo en explicarte los pormenores de sus razones para continuar, es muy probable que tú seas una especie de inflador de ego o relleno de este ser.

Puedes preguntarle si, así como tú sabes de su otra relación, la otra persona también sabe de ti y estoy casi segura de que, en el 99 por ciento de los casos, la respuesta será un No rotundo acompañado de explicaciones que a ti se te hacen muy razonables y lógicas pero que la verdad, si quieres saberla, no son más que excusas.

Tal vez estés preguntándote cómo es posible que sean excusas todas esas razones que le hicieron mentirte para poder acercarse a ti y las respuestas pueden ser variadas pero la que más peso tiene es la necesidad de inflarse el ego, de experimentar adrenalina y de rellenar contigo, los vacíos que tiene, emocionalmente hablando.

Sí, esa es la verdad. Una persona que está en una relación con otra y sale a buscar otras relaciones, no tiene problemas con su pareja, de hecho, a esa pareja no le falta nada que tú le estés proporcionando.

Esa persona, con quien tiene problemas de aceptación es consigo mismo, pero, además, puedo asegurarte de que también los tiene con su seguridad, su autoestima y probablemente, también tenga un montón de miedos.

Pero, si nos ponemos a pensar, esa persona que busca en varias relaciones lo que no logra llenar en su propio interior, no es tu mayor problema como sí lo es el hecho de que tú decidas aceptar tener esa posición en la vida.

A lo largo de mi vida, he escuchado cualquier cantidad de argumentos para justificar el hecho de permanecer en una relación de tres y hasta el momento, ninguna me ha convencido.

El caso más lógico, visto desde mi propia lógica, fue el de una mujer que trabajaba como aeromoza por lo que no era mucho el tiempo que pasaba en un solo lugar. Ella decía que estaba en esa relación, sabiendo que su novio era casado porque como nunca estaba en un solo sitio, no le importaba su estado civil pues lo veía cuando quería.

Sin embargo, esa lógica se cayó una navidad en la que, con nostalgia, recordaba que los últimos 7 años había pasado esa festividad sola a pesar de estar en la misma ciudad que su Romeo. Obviamente, él estaba con su familia y ella, pues debía esperar varios días para poder verlo.

Para quien lleva las riendas de la relación, que en este caso es quien está comprometido, tener varias opciones que le hagan sentirse con cierto poder dentro de sus emociones, es un juego de niños pues tiene todo bajo control.

Sin embargo, para la otra persona, para quien «debe» respetar los espacios familiares de su «pareja», el cuento no es tan bonito como quiere plantearse. De hecho, estoy convencida de que no es amor hacia el otro, sino desamor hacia ti mismo.

Déjate de Excusas

Cuando te preguntas por qué te sigue buscando un hombre o mujer que ya tiene pareja, ¿Qué te respondes? Porque tal vez en esa respuesta estén las verdaderas razones para que haya sucedido y para que, de hecho, siga sucediendo.

He conocido a quienes me aseguran que la otra persona no pudo evitar enamorarse de ellos y hasta hay los que dicen que están mucho mejores, físicamente hablando, que las parejas de sus parejas.

La verdad es que no importa la razón por la que él o ella te busquen sino lo que pasa por tu cabeza cuando así lo aceptas y te decides a creer todos esos argumentos que tienen que ver con presiones, obligaciones y circunstancias que, entiéndelo bien, no te pertenecen.

¿Cómo y dónde están tu autoestima y tu amor propio que te hace creer que eres especial para alguien que te ve como segunda opción en su vida?

¿Qué él o ella te hace sentir especial y amado? ¡Pues claro! Imagínate que además de tener que soportar que tengan una relación compartida, también te trate a las patadas. Aunque, créeme, eso pasa también en muchas ocasiones.

Imagínate el tamaño de su ego cuando entiende que una persona como tú, sabiendo que tiene una relación, está dispuesta a seguir compartiendo su tiempo y especialmente, a darle una oportunidad a pesar de su estado civil.

Muchas personas piensan que el amor todo lo puede y todo lo justifica y estoy de acuerdo en parte con esto, pero, tengo que decirte que no es amor el que hecho de que te pongas, a conciencia, en posición de recibir sobras de tiempo.

Claro que todo tema tiene sus excepciones y este, no escapa de ellas. Fíjate que no se trata de que salgas corriendo a cortar con esa relación ni que te sientas usado emocional o físicamente, no.

Entiendo que hay parejas que han comenzado de esta manera y que después, han continuado juntos porque sí, el que tenía la relación extra, en realidad se enamoró y esto es perfectamente humano y comprensible.

Pero créeme que, para eso, no van a pasar cien años de soledad y, además, créeme que es exactamente en las actitudes de tu amorcito, en donde realmente hallarás las respuestas para saber si ustedes formarán parte de esas estadísticas porque si algún poder tienes, es el de la intuición y esa te dirá, aunque te niegues a escucharla, cuál es la verdad de sus intenciones contigo.

El Tercero en Discordia

Si definitivamente, cuando conociste a esa persona, ya sabías que tenía una relación y aun así decidiste ir por ella, entonces continúa leyendo.

Quiero que te anotes en una lista cuáles son los beneficios de esa relación y que hagas otra en la que, sin obviar nada, escribas las razones por las que has pensado salirte de ella.

Entiendo que hay personas que viven de una manera muy romántica y, además, históricamente, el amor se ha relacionado con momentos de dificultad y presión. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

El amor es una decisión y eres tú, a pesar de lo que sientas, quien decide ir más allá de la respuesta física que produce el enamoramiento.

No vine aquí a escribirte que tienes la autoestima baja, que debes valorarte y que si no te quieres y te respetas a ti mismo, difícilmente otros lo harán, porque eso ya te lo debes haber repetido un montón de veces.

Lo que si me gustaría que te preguntaras es qué vacío estás intentando llenar y qué tipo de afecto estás buscando pues, con las respuestas en la mano tendrás un panorama gigantesco de qué es lo que realmente está ocurriendo dentro de ti.

Las posibilidades en estos temas son infinitas y tal vez, coincidas con alguien que realmente tiene problemas dentro de su relación y esté pensando dejarla. Alguien que de verdad valore tu presencia y que se sienta tan bien contigo como tú en su compañía.

Sin embargo, si es así, no tienes por qué justificar el comienzo de una relación en tinieblas. Es mejor que esa persona intente arreglar su situación sin que tengas tú que estar en el medio porque, de todas maneras, cada uno de nosotros necesita un espacio de tiempo para desintoxicarse de las relaciones que terminan.

Siempre he dicho que no buscas lo que es para ti porque esto te hallará incluso en el más lejano panorama, así que no tengas miedo de darle un tiempo a esa persona que has conocido y cuyo estado civil, en estos momentos, no te beneficia.

No Busques Explicaciones

Los seres humanos tenemos la tendencia a querer saber todo de todo y somos muy capaces de que se nos vaya la vida buscando explicaciones a lo que solo debe dejarse ir.

Para darte un ejemplo de esto, conozco muchísimos casos en los que, por ejemplo, una chica me pregunta por qué un tipo que tiene novia la sigue buscando a pesar de que ya le ha dicho que no quiere nada con él y que ha tratado de cortar la comunicación.

Mi respuesta es siempre la misma: Te sigue buscando porque le sigues respondiendo y le sigues respondiendo porque en el fondo, tienes la esperanza de que él, que te ha hablado pestes de su novia, termine esa relación y mágicamente se dé cuenta de que tú eres mejor y decida quedarse contigo.

Este tipo de tragicomedias que se inventan las personas en su mente, generalmente no suceden y si sucedieran, me encantaría preguntarles cuánto tiempo creen que va a pasar para que aparezca otra persona y se rellene la figura que tu tuviste hasta hace poco tiempo.

Mira, no quiero ser muy cruel, pero si quiero que te quede claro que una persona que tiene una relación abierta con otra y que aún, te busca, no te quiere ni un poquito y si continúa viviendo su vida de pareja con otra es porque sencillamente no le da la gana de dejarla.

Cuando tú comienzas a perder terreno dentro de tus propios dominios es justo cuando empiezas a justificar y hasta a tenerle odio a la pareja de quien te mueve el piso por todo lo que tu pobre amor sufre por su causa.

Créeme que, en la mayoría de los casos, nada de eso es cierto y puede que tú estés no solo perdiendo tu tiempo, sino, tu propio juicio al anteponer situaciones que no te constan y que no conoces de fondo antes que a la lógica que te dice que cada quién está dónde y con quien quiere estar.

Hace poco conocí a alguien que estuvo por un tiempo, tratando de halagarme y de enrollarse conmigo. Cuando me enteré, por causas del destino y no por su voz que tenía una relación, se lo hice saber en su siguiente intento por entrar en mi vida. Su respuesta fue que yo no le había preguntado si estaba comprometido y de inmediato, además, trató de endilgarme a mí la responsabilidad de su omisión.

Obviamente, lo mandé a volar de la mejor manera que pude pues, tampoco pienso satanizarlo por algo que a mí no me afectó en lo absoluto. Yo sé bien quien soy y qué es lo que quiero en mi vida. Sin embargo, le sugerí revisarse y buscar sus inseguridades para trabajar en ellas pues, quien sabe cuántos vacíos emocionales tenga y cuántos complejos le acompañen.

Lo cierto es que, entendí que ese problema no es mío sino suyo y no solo lo identifiqué, sino que lo alejé porque me quiero tanto que no permito nada a medias en mi vida.

A lo largo de ella, por el contrario, me he sentido tan satisfecha y plena con quien soy y tengo tan claro lo que quiero que no logro entender cómo hay personas que deciden a voluntad, esconderse o mantener una doble vida porque la persona que escogieron tiene otra relación.

Si has pasado por algo así, si en realidad tienes deseos de que esa persona esté contigo y se dé cuenta de que eres mejor opción que la relación que tiene, te aconsejo subir de nivel tus estándares y límites en cuanto a lo que permites en tu vida, pero, además, te recomiendo que te alejes mientras puedes porque a medida que pase el tiempo, estarás más dispuesto a dejar entrar en tu vida las migajas y mentiras que esa persona quiera llevar a ella.

Mira las señales

Puede que esa persona te guste tanto que quieras obviar las señales de que no tienes exclusividad en su vida, pero éstas son más que obvias y aunque quieras justificar el hecho de que no conteste tus llamadas durante los fines de semana, los días festivos, las noches y los momentos en los que sabes, podría estar disponible, sabes que algo está pasando.

En general, quienes tienen otras relaciones, tendrán alergia de que manipules o toques siquiera su teléfono celular y, de hecho, estos aparatos casi nunca estarán encendidos en el tiempo en el que estén juntos. 

Y no, no vayas a pensar que es muy romántico que esta persona quiera que nadie los moleste en su tiempo juntos. En realidad, en el fondo sabes que algo está mal y es mejor que lo preguntes o averigües pronto.

Aunque el tema de las redes sociales y el contenido que se sube en ellas es muy particular, sabrás que no eres la única persona en su vida si ni siquiera te ofrece la oportunidad de formar parte de ellas o si, en caso de que si lo haga, jamás suba una foto contigo o ignore los comentarios que le haces en ellas.

Tendrás que saber que es muy poco probable que conozcas a su familia, a sus amigos y a sus círculos más íntimos y que, además, cuando esté contigo siempre será en plan tinieblas y sin mucho tiempo pues no lo tiene.

Lo que debes preguntarte es qué tan dispuesto estás a vivir tu relación con esa persona, escondidos cual, si fueran delincuentes, porque déjame decirte algo que de seguro ya sabrás: Los triángulos amorosos no solo se conforman de mentiras sino, además, de vergüenza.

A ninguna persona en el mundo, le recomiendo quedarse en una relación de este tipo, pese a todo lo que creas que puedas sentir. No vale la pena, pero, cada quien toma sus decisiones y sabe qué es lo que le hace bien o no a su vida.


El tema de los triángulos amorosos es bastante extenso, pero, quiero que entiendas que nunca lo será más que el del amor propio.

Recuerda que no puedes pedirle a nadie que te respete o te quiera si tú mismo estás irrespetándote y conformándote con un tiempo que sabes que está compartido.

Si decides seguir en una relación así, te deseo toda la buena suerte y la paciencia del mundo, pero a lo mejor no te guste leer lo que estoy por decirte: Nadie vale tanto como para que tú seas una segunda opción.

Recuerda que el amor es una decisión que se fortalece y aunque suene imposible, solo tienes que decidir terminar para que la realidad te toque y se desvanezca todo ese romance que solo existió en tu cabeza.

Cuando apuestas a ti, las cosas salen mejor y la vida te sorprende gratamente, así que deja de conformarte y apuesta por un amor en el que te sientas libre y en plenitud porque estoy muy segura de que tú, lo vales.

Te dejo un artículo que escribí sobre la dependencia emocional y espero que pueda ayudarte en caso de que así lo necesites.

Written by

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *