Despertar Espiritual: El Nacimiento de tu Conciencia

Se dice que el ser humano puede nacer dos veces: La primera cuando es traído al mundo desde el vientre materno y la segunda, y tal vez más importante, cuando nace en el mundo de la conciencia y hoy, hablaremos de ese despertar.

Cuando comenzamos el proceso del despertar espiritual, nos damos cuenta de que ya no encajamos en el mundo tal y como lo conocemos. Cada quien tiene su experiencia individual y particular y, posiblemente, haya pasado algo grande en tu vida, un suceso verdaderamente importante que hizo que algo dentro de ti hiciera Click y entonces, decidieras iniciar tu proceso de descubrir el mundo de la conciencia y emprender la búsqueda de toda esa información que siempre estuvo disponible para ti pero que no podías ver.

Y es que aunque cada quien tiene su propia vivencia con respecto al despertar espiritual, la mayoría de quienes ya están en ese proceso de búsqueda, coinciden al decir que, en algún punto de su vida entendieron que el mundo tal y como lo conocían cambió, aunque realmente, lo que cambió fue su manera de verlo y de percibir las energías que en él se mueven.

A ver si me explico. No es algo así como que un día te despertaste pensando que todo estaba mal y debías buscar información, sino que algo, un hecho puntual, hizo despertar tu visión y entender que todas las piezas de información que habías estado acumulando durante estos años sin saberlo, de pronto tenían sentido.

Y hablo de energías, de vibraciones, de frecuencias pero también de hechos que vivenciaste y que te hacen entender que has sido engañado, manipulado y movido como una ficha de ajedrez durante buena parte de tu vida por alguien que ni siquiera sabes quien es.

Entonces, hoy, hablemos de ese proceso que es el nacimiento de tu Yo Consciente. ¡Comenzamos!

Los Dioses del Fracaso

La mayoría de los seres humanos, llamados también animales intelectuales, están en este mundo cumpliendo una especie de libreto preestablecido en el que nacen, crecen, trabajan, se casan y se mueren.

La conciencia no es algo que llegue por inteligencia porque es muy distinto un ser despierto a un ser consciente de su propósito en el universo. La inteligencia no tiene que ver con conciencia, sino con el Ego y el mundo que éste ha formado y en el que la mayoría de los humanos, vive sin saberlo.

Cuando el ser humano dice que tiene la conciencia dormida, es el primer paso para entender que acaba de iniciar su despertar porque se ha dado cuenta de que el mundo ordinario en el que vive, no es todo lo que hay. Comienza a sentir entonces que no pertenece, que falta algo, que no se encuentra, que está solo a pesar de estar rodeado de gente.

La vida del ser humano es una vida de sueño, algo que jamás admitiría porque muchos creen estar despiertos sin saber que su conciencia está dormida. Este mundo es una ilusión y la gente que lo habita, soñadores que no se han dado cuenta de lo distintas que serían sus vidas si estuvieran realmente conscientes de todo lo que el universo tiene para ellos.

La conciencia es una forma muy particular de aprensión del conocimiento interior y es totalmente independiente de toda actividad mental. Ella nos da la información íntegra de dónde estamos, de lo que realmente se sabe y de lo que ciertamente, se ignora.

Hoy en día, es más común encontrar personas cuya vida espiritual ha comenzado. Especialmente, porque también es más frecuente percibir las bajas energías debido al bombardeo constante desde los distintos escenarios que buscan posicionar y endiosar fracasos, darles fama y hacerlos ganar dinero vendiéndolos como la única oferta a la que puede aspirar el ser humano para ser feliz. Una oferta de mediocridad, vacuidad y culto al Ego.

Son justamente, esas ideas falsas y esa manía que tiene el común de los seres humanos de alimentar el Yo Material, lo que ha ocasionado que actualmente la humanidad se dirija a un final extraordinario pero no por lo bueno, sino por la cantidad de acciones negativas provocadas por el hombre y dirigidas justamente a eso, a provocarle, pero en la frecuencia más baja del nivel de vibración energética .

Solo hay que encender la televisión o las estaciones de radio, o revisar las redes sociales para darnos cuenta del bombardeo de antivalores y libertinaje que existe, y ¡No! no pienses que vivo en la era arcaica, pero es absolutamente cuestionable mirar como se ha normalizado lo superfluo, lo banal, lo inmediato y lo que sigue adormeciendo la conciencia de millones de personas en todo el mundo: la cultura del ego.

La realidad es todo aquello que creemos que podemos fraccionar con los sentidos, pero la verdad es que esta va mucho más allá de eso porque de hecho, hay información espiritual que no tenemos los instrumentos para recibir y eso ocurre justamente porque hemos vivido en el reino de los sentidos desconociendo el mundo espiritual y energético que afortunadamente, cada día tiene más voceros.

Es difícil acceder a la espiritualidad pero por naturaleza somos seres espirituales

Russell Brand

Las personas pueden ser espirituales sin necesidad de tener algún don. Todos venimos de la luz pero no todos tienen la capacidad de trabajar con esa luz. El mundo espiritual es maravilloso y te hace ver la vida desde otras maneras que antes no habías podido percibir.

Cuando entiendes que no eres parte de un rebaño, que no debes seguir los mismos patrones y estilo de vida del resto, cuando estás seguro que siguiendo tu propio camino e instinto puedes vivir perfectamente y a tu manera, entonces y solo entonces, las cosas en tu vida empiezan a cambiar y te das cuenta de que tu despertar ha iniciado.

Las creencias, los hábitos y el hecho de que te cuestiones si realmente todo lo que vives y lo que haces es producto de tu propia conciencia o si, por el contrario, has estado, inconscientemente, imitando comportamientos de vida que alguien más dijo que estaban bien, es el primer paso que tienes cuando despiertas al mundo espiritual.

Y algo muy común que sucede cuando esto ocurre, es que empiezas a cuestionar tus creencias y hábitos y además, te encuentres con un montón de gente que piensa que perdiste la cordura porque has dejado de comportarte de ciertas maneras y ahora, das más importancia a lo que para ti es relevante: la esencia humana.

La sacudida

Cuando decides iniciar tu camino, o tu segundo nacimiento en la tierra, literalmente, la gente a tu alrededor empieza a pensar y a expresar que estás atravesando por alguna enfermedad mental porque sencillamente, muchos no entienden el desapego a las antiguas creencias y a tu nueva manera de vivir.

Y es que generalmente, las personas usan términos como locura o conspiración para referirse a quienes despiertan y empiezan a cuestionar todo.

Porque sí, vas a cuestionar desde la religión hasta los temas más asentados dentro de las estructuras sociales del planeta, y como esas estructuras tienen defensores que aún se encuentran adormecidos en ellas, van a referirse a ti con una cantidad impresionante de términos despectivos e improperios. Lo bueno de esto es que a ti ¡No te importará!

Así que prepárate para despedirte de buena parte de quienes hasta ahora, te han rodeado y acompañado en tu camino, porque ellos sencillamente. no ven lo mismo que tú y me refiero sí, a pareja, amigos, vecinos e incluso, familia.

El despertar continúa con tu interés por temas que antes no tenían tu atención, así que comenzarás a interesarte por nuevas doctrinas, religiones, filosofías, culturas y por diferentes formas de pensar que te darán las respuestas que siempre buscaste y que ahora llegan a ti a través de mensajes, escritos, tradiciones y todo eso que resuena contigo y que forma parte de ese mundo misterioso que apenas comienzas a investigar.

El despertar espiritual incluye pasar y atravesar por momentos dolorosos en tu vida. Son muchas las personas que coinciden al decir que este clic llegó a su vida luego de alguna situación importante y especialmente, dolorosa. 

Haber estado en medio de alguna tragedia o situación traumática, perder a un ser querido, haber estado al borde de la muerte y otro tipo de experiencias de las que llamamos, negativas, pero que en realidad son necesarias para comenzar a entender el proceso de la vida desde otra perspectiva, son generalmente, el comienzo del despertar.

Muchos aseguramos que llegará un momento en que este despertar se produzca desde el amor, y estoy totalmente de acuerdo con ello, pues a medida que más personas inician este camino de la conciencia, mayores probabilidades hay de que las nuevas generaciones puedan lograr evitar el dolor del despertar para ser conscientes de su propio poder como ser humano.

Durante ese proceso te planteas qué es la muerte. Comienzas a fortalecerte y a entenderla como una parte del ciclo de la vida y entonces, entiendes todo esto como un juego que no termina, por lo que además, te planteas la posibilidad de que la vida no termine más que de manera física pues nuestra energía puede seguir viva aún después de esa etapa.

Quienes empiezan a transitar por el mundo de las energías, entienden a su ritmo que todo lo que consumen, entiéndase alimentos e información, ahora desde la nueva visión, ya no es necesario e incluso, se dan cuenta de lo dañino que puede llegar a ser para su organismo ese consumo, por lo tratan de equilibrar y mantener sano el cuerpo y la mente.

Los Cambios

Es probable que comiences a probar hábitos alimenticios distintos, así como que la televisión y los medios de comunicación en general, te aturdan porque te das cuenta de toda la manipulación detrás de ellos, así como del adormecimiento que produce en las masas de una manera tan dañina para el despertar de la conciencia y en general, para el curso de la humanidad.

Llega un punto dentro de tu despertar en el que sentirás que toda la información que estás encontrando, resuena contigo y no precisamente porque la estás aprendiendo sino porque la estás recordando. Esa es la sensación que tendrás, pues obviamente, la mayoría de esa información ya la sabías o la intuías y ahora solo está regresando a ti.

Otra de las buenas nuevas es que, de manera casual, comenzarán a acercarse a ti personas que piensan y sienten como tú, que también están tras esa paz y ese equilibrio, que buscan la libertad de su propia vida y que se compenetran tanto con tu nuevo estilo, que entiendes por fin, que no has estado equivocado, que no estás solo y que no habrá un revés hacia tu vieja vida.

Esas personas llegarán a ti por sincronicidad y entonces, te darás cuenta de que la información siempre estuvo ahí para ti y te llena de satisfacción haber empezado ese proceso del que no solo no quieres salir, sino del que no dejas de absorber información y herramientas que además, ya han empezado a dar frutos en tu vida.

Empiezas a ver sincronicidades por todas partes, además de códigos numéricos como el 1111, 2222, 3333, entre otros, que saltan ante ti en cualquier lugar y en cualquier momento.

Pero además, también empiezas a desarrollar habilidades psíquicas a veces un poco extrañas, sueños premonitorios y especialmente, la intuición que ni siquiera sabías que tenías y esto sucede porque tu tercer ojo se activa y muchas cosas comienzan a tener sentido a tu alrededor, incluso aquello que alguna vez te pareció una locura.

No dudes de lo que te está sucediendo porque estás en el camino correcto. Y te lo digo porque no solo tus familiares y amigos pensarán que estás invadido por la locura, tú también lo harás y te cuestionarás más de una vez, y eso está bien porque como te dije antes, empezarás a dudar de todo lo que ya conocías, y en ese todo, también estás tu mismo.

Solo debes recordar que no te estás volviendo loco sino que por el contrario, te estás volviendo cuerdo y usando tu conciencia en un mundo de locos y eso, eso es el despertar.

¿Por qué se rompen tus relaciones una vez que despiertas?

Cuando comenzamos este camino, todos nos sentimos incomprendidos y perdidos en nuestros comienzos e incluso, en nuestros pensamientos y es que por alguna razón, toda relación que tengas comienza a complicarse.

Pero esto sucede porque cuando estás pasando por un despertar espiritual, caminas directo a la verdad y avanzas a un estado más elevado de conciencia, que probablemente, quienes están a tu alrededor aún no han experimentado.

Sucede que cuando intentas devolverte a lo que eras, no funciona y eso ocurre porque esas personas no están teniendo tu misma experiencia y aún siguen adormecidos en un mundo del que tú ya no te sientes parte.

Como ya te dije, las experiencias del despertar espiritual, en su mayoría son dolorosas. Si estás despierto para ver tus partes más oscuras y logras la fuerza interior para entenderlas y superarlas, ya nunca más estarás en el mismo nivel en el que estuviste en tiempos pasados.

Resulta que cuando tienes tu despertar, sabes que eres fuerte y empiezas a elevarte en un nivel en el que no habías estado antes, entonces, comienzas a ver las cosas desde otro punto de vista y es muy difícil que quienes estén a tu alrededor puedan sentir lo mismo pues éste es un proceso individual.

Es por eso que las relaciones se tornan difíciles pues estás tan consciente de lo que ocurre a tu alrededor, que tus familiares, pareja y amigos, no lo van a entender hasta el momento en el que ellos lo puedan experimentar pero eso solo pasará cuando estén listos, así que el cambio en las relaciones que habías tenido hasta este momento, es inevitable, porque desplaza nuestra vida en todos los niveles y puede afectarnos por igual mental, física, material y espiritualmente.

El despertar espiritual es un cambio intensamente privado en el que estás en sincronía con tu ser o tu alma interior.

Este proceso puede ser frustrante si quienes te rodean no han tenido esta experiencia y dudan incluso, de que esta pueda existir. A medida que te vuelves consciente del conocimiento, estás más abierto a los planes kármicos del universo.

La cosa es que aunque quieras hablarlo, no estarás seguro de hacerlo pues las otras personas posiblemente miren tu verdad desde una luz diferente, por lo que podrán asustarse, sentir enojo e incluso, preguntarse que tan lejos irás en este nuevo proceso que ellos no logran entender en lo absoluto y tú, ni siquiera podrás culparlos porque aunque te duela, entiendes que no es su proceso.

Cuando este momento llega, puedes sentirte solo incluso en una habitación repleta de gente, porque sencillamente no tienes la misma visión y ya no te sientes parte de ese mundo del Yo Material del que la mayoría sigue siendo parte.

El hecho de que te tomes más tiempo a solas para pensar y resolver tus pensamientos, a la larga provocará que tu pareja, tus amigos, tu familia incluso, se sienta desatendida y descuidada y aunque respondas desde tu verdad sabiendo que no es tu intención hacerlos sentir así, ellos sencillamente no entenderán porque tú, aunque físicamente eres la misma persona, por dentro tienes toda una revolución de pensamientos que te pertenecen solo a ti.

Así como emitimos energía, absorbemos la de quienes nos rodean, por lo que cuando estamos experimentando un cambio o despertar, puedes frustrarte porque este proceso amenaza con interrumpir tus relaciones a largo plazo con alguien a quien quieres mucho y sus comportamientos hacia ti, aunque sean bienintencionados, estarán fuera de tu nivel de alcance.

Un despertar espiritual trae consigo semillas del conocimiento que necesitas para soltar el enojo, la culpa, el dolor y otras ataduras negativas y así poder avanzar, incluso, con estas personas a quienes sigues queriendo pero no están ahora en tu mismo nivel.

Etapas del Despertar

Para explicarte un poco mejor todo este proceso que se inicia contigo no sintiéndote parte de La Matrix (Sí, como la película), te mostraré una clasificación de etapas desde el inicio hasta el final y te prometo, que si ya estás en alguna de ellas, no vas a arrepentirte.

El Llamado: Este es el primer paso y se refiere a la intervención Divina y eso depende de cada caso.

Y es que si bien puede ocurrir a través de sincronicidades o de sueños premonitorios, o a través de tu llama o alma gemela (muchos despertares se dan a través de personas de nuestro entorno), también puede suceder como un despertar espiritual espontáneo.

En esta etapa sientes que algo raro pasa en tu mundo ordinario y entonces, decides prestar atención a otro conocimiento que está ahí latente y esperando por ti. Lo divertido es que esto comienza a suceder ininterrumpidamente.

En general, en esta etapa se produce lo que conocemos como Negación y que tiene que ver con ese momento que muchos viven y en los que no creen o se niegan a iniciar el proceso que ya están llamados a comenzar. Es como si pelearas contigo mismo por no ser capaz de aceptar lo que indudablemente, sigue acaparando tu atención.

De igual manera en esta etapa se produce otro punto importante que es el del Mentor o Ayuda, que es cuando encuentras finalmente a alguien que va a darte esa asesoría o a apoyarte en el inicio del camino con su experiencia acumulada.

Puede tratarse de alguien que ya haya experimentado el proceso como un Guía o Chamán, pero también puede darse a través de lecturas, libros, material audiovisual y en general, cualquier motivación que te ponga en marcha.

  • Noche Oscura del Alma: Esta es la etapa en la que tu espíritu se pone a prueba. Aquí te cuestionarás sobre todo el conocimiento que obtuviste en el mundo ordinario en el que estabas. Es la muerte y la resucitación. Dejar ir aquello que ya no sirve para ti. Es el renacimiento.

Te preguntarás sobre el amor, la moral, la religión, las creencias, las herencias, y todo lo que formó parte de ese mundo del que ya no te sientes parte. Es una etapa en la que también, hay una fuerte disposición a las tentaciones. Aquí te enfrentarás a tus demonios y serás puesto a prueba.

Todo lo que hayas creado en tu mundo ordinario y no esté en sincronía con tu nueva conciencia, se empieza a derrumbar. Puede pasar con negocios, con relaciones de pareja, con amigos o de hecho, con todo junto. Todo se empieza a caer, a quebrar, te quedas solo porque estás a prueba. Vas a ver el pasado regresando y a esas sombras tratando de mantenerte en el mundo ordinario. En el caso de las personas que tienen adicciones, en este punto, éstas se pondrán mucho más intensas. Toma el tiempo que necesites en esta etapa. y desde ya te digo que, aunque es muy dura, podrás con ella.

  • La Transformación: Se da luego de todas las batallas, es la muerte del ego que es cuando finalizan los patrones en los que estabas atorado. Todo se rompe. Tu conciencia despierta a la realidad, a los poderes que tienes, al amor incondicional, al universo, a Dios, a la magia espiritual. En esta etapa te das cuenta de que todo en lo que creías puede ser reevaluado. Que ya no te atas al mundo material.
  • El Hermitaño: En esta etapa el universo te recompensa y tu tienes un nuevo poder y un nuevo conocimiento, así que tratarás de asimilar todo por lo que has pasado. Podrías convertirte en un canal de información entre el mundo ordinario y el mundo espiritual. Podrías de hecho, desarrollar sentidos o poderes (de sanación). Es una etapa además, de activación de la intuición y también del amor incondicional. Vas a querer estar en soledad y ahora más que nunca, sientes que no encajas con el mundo ordinario por lo que te apartarás. No te sientas culpable. Estás renaciendo y asimilando.
  • El Regreso: Es la etapa final y es cuando vuelves a cruzar el umbral del mundo extraordinario al mundo ordinario. Tu valor llega porque confías en la idea de que hay algo más para ti y de que estás en este punto porque fuiste traído por algo más grande que tú que te está pidiendo fortalecer tu fe.
  • Integración: Empiezas a integrar todo el conocimiento que has obtenido en tu vida. Básicamente te conviertes en una luz para el mundo e inspiras a otros a través de tu ejemplo, de tu personalidad, de tu vibración y lo logras sabiendo lo que estás haciendo aquí y todo lo que puedes lograr.

Es la etapa final y te das cuenta de tu propósito en la vida. Sabes que es tu deber ayudar a los demás. Básicamente, sientes el cambio en tu vida. Todos los poderes que recibas son para despertar y ayudar al prójimo.

Te pones al servicio de otros. Tu mundo va a cambiar de manera mágica. Regresaste al mundo ordinario pero con magia para crear, para servir, para ayudar. Es importante que entiendas que tu trabajo no es el cómo vas a hacer las cosas pues cuando estés preparado solo debes ponerte a la orden del universo y éste se encargará de cómo ordenarte para que sirvas y tu plan de vida comience a tener sentido.

Cuando tu proceso comience estarás feliz de haberlo iniciado y especialmente, de verlo materializado sin hacer daño a nadie, sirviendo y además, cumpliendo tus metas que antes, tal vez, veías lejanas.

En esta etapa vas a recibir tu tesoro, que es una habilidad o un don con el que puedes ayudarte a ti y ayudar a otros.


Recuerda que lo más importante de tu universo eres tú. Crea una vida en la que te sientas feliz, de la que estés orgulloso de vivir. Tu creas tu realidad así que crea la mejor que puedas hacer para ti y el entorno al que quieres servir.

Las señales te ayudarán a tener fe en el proceso de tu vida así que no pongas resistencia y espera tu fortaleza principal, que es tu propósito, tu regalo, tu don, algo que solo tú sabes hacer y con lo que definitivamente, podrás no solo ayudar tu vida y a tu prójimo, sino además, dar testimonio de la realidad que comprende el Despertar Espiritual.

Cuando lo tengas, sabrás qué es porque te sentirás feliz haciéndolo y no representará para ti una obligación sino que lo verás como un regalo. Es allí cuando comienza a materializarse lo que alguna vez fueron tus sueños.

Y tú ¿Qué piensas del despertar espiritual? ¿Estas en ese proceso? No tengas miedo, te prometo que todo va a estar bien porque estás en el camino correcto.

Written by

4 thoughts on “Despertar Espiritual: El Nacimiento de tu Conciencia”

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *