consejos para decorar tu espacio de meditación

¿Cómo decorar tu espacio de meditación?

La meditación es una práctica que tiene muchos beneficios para nuestro crecimiento personal y espiritual. Asimismo, es buena para promover la salud y física, así, encontrar un tiempo para meditar puede cambiar nuestras vidas. En este sentido, un aspecto fundamental de la meditación es tener un espacio apropiado para ello. Aquí te enseñaremos cómo decorar tu espacio de meditación para que puedas practicar.

Lo único que necesitarás será disponer de tiempo suficiente para planear tu decoración y tener creatividad. No hace falta que seas un experto en decoración de interior ni tampoco un especialista en Feng Shui. Con algo de tiempo e imaginación podemos crear un espacio para meditar que se ajuste a nuestras necesidades.

¿Por qué es importante tener un espacio de meditación?

Si estás planeando iniciarte en la práctica de la meditación o solo buscas hacerlo de forma más cómoda, necesitas un espacio apropiado. Recuerda que la meditación se trata de alcanzar un estado mental y físico más tranquilo y pacífico. Por ende, es necesario que las condiciones ambientales nos faciliten la transición hacia ese plano.

No olvidemos tampoco que los espacios donde habitamos están cargados de diferentes tipos de energías. El Feng Shui nos ha enseñado que la manera en que todo se organiza, tiene un impacto significativo en la armonía de una habitación. En este mismo sentido, la meditación es un arte que busca equilibrar las energías de aquel que lo practica.

En consecuencia, si el ambiente es sucio, desordenado y poco armónico, será mucho más difícil alcanzar el estado de equilibrio. En cambio, si es un espacio que cumple con las condiciones ideales, la meditación será mucho más eficiente y beneficiosa. De allí proviene la importancia de saber cómo decorar tu espacio de meditación.

No se trata de comprar muebles caros ni de pasar horas pintando para que todo “luzca bien”. En este caso, hablamos de decorar en un sentido más funcional. El espacio que designes para meditar debe estar diseñado para cumplir ese propósito particular. Solo así podrás disfrutar de los beneficios para la salud y el espíritu.

Antes de que comencemos a ver cómo decorar tu espacio de meditación, es esencial conocer los efectos positivos de la meditación. De este modo, podrás entender mejor por qué se deben seguir ciertas reglas al momento de organizar nuestro lugar de meditación.

Beneficios de la meditación

En sus inicios, la meditación surgió como una disciplina con objetivos religiosos. La idea de esta práctica era alcanzar un estado mental y espiritual más elevado para poder trascender. Cada una de las distintas corrientes religiosas y filosóficas tiene diferentes perspectivas de este arte. Pero, en general, el fin último de la meditación era controlar la mente y cuerpo para poder trascender.

Hoy en día, existen escuelas de meditación como la Meditación Trascendental que son abiertas a personas de todos los credos. De este modo, no necesitas hacer vida en alguna religión para poder disfrutar de los beneficios que te contaremos a continuación.

1.      Mejora tu capacidad de concentrarte y prestar atención

Cuando meditamos debemos enfocar nuestra atención en diferentes cosas como nuestra respiración o sensaciones corporales. Mantener la concentración en estos estímulos es clave para tener la mente tranquila y alcanzar la relajación. Como resultado, la práctica de la meditación produce mejoras en la capacidad de atención y concentración a largo plazo.

Si tienes problemas frecuentes para mantenerte enfocado, entonces debes saber que meditar puede ayudarte mucho. Lo mejor es que no necesitas pasar horas sentado en alguna posición y diciendo mantras. Con tal solo dedicarle unos minutos al día podrás disfrutar de sus beneficios.

2.      Ayuda a tu sistema inmune

Otra de las razones por las que querrás descubrir cómo decorar tu espacio de meditación es porque meditar contribuye a tus defensas. Cuando te encuentras meditando, diferentes áreas del cerebro reciben estimulación y ponen en marcha varios procesos saludables para ti.

Estudios científicos han demostrado que meditar de forma continúa sirve para aumentar la cantidad de proteínas que produce tu cuerpo. Además, eleva el número de glóbulos blancos en tu organismo. Como resultado, tienes un sistema inmune más fuerte que combatirá mejor las infecciones y enfermarás con menos frecuencia.

3.      Permite aliviar el dolor crónico o por lesiones

Millones de personas sufren de dolor crónico causado por distintos tipos de afecciones. De igual manera, haber pasado por cirugías, caídas y otro tipo de eventos pueden generar dolor en el cuerpo. El dolor no solo genera la sensación molesta, sino que también pone al cuerpo bajo mucho estrés. A la larga, las hormonas que se relacionan con el estrés causan estragos en la salud e incluso más dolor.

En vista de lo anterior, es importante buscar alternativas que permitan regular el dolor y una de ellas es la meditación. Algunas investigaciones han señalado que meditar puede tener efectos similares al de ciertos analgésicos como la morfina. Por lo tanto, es una práctica aconsejable para todos los pacientes que padezcan de dolores.

4.      Regula el estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad son estados emocionales que se relacionan con estar en modo de alerta en todo momento. Si bien estos sentimientos son naturales y surgen den diferentes situaciones, no es sano experimentarlos por demasiado tiempo. Sin embargo, con el ritmo de vida que llevamos en la actualidad, es fácil caer en este estado de alerta permanente.

De esta forma, la meditación es una excelente alternativa para comenzar a regular estas emociones. En primer lugar, nos ayuda a relajarnos a nivel físico. Gran parte de la ansiedad y estrés se refleja en forma de tensión muscular en varias partes del cuerpo. Por otro lado, es útil para controlar los pensamientos automáticos que usualmente nos generan malestar.

De hecho, en el ámbito de la psicología, existe todo un modelo terapéutico basado en los principios de la meditación. Se le conoce con el nombre de Mindfulness o atención plena y sus efectos sobre la salud mental están avalados. Así que no solo se trata de crecimiento espiritual o conocimientos místicas, también es una actividad terapéutica.

5.      Autodescubrimiento

Otra de los beneficios que conseguirás al aprender cómo decorar tu espacio de meditación, es mayor autoconocimiento. Cuando meditamos, nos encontramos solos con nuestro propio ser y todo lo que lo compone. Este espacio de concentración y relajación es el momento ideal para observar los pensamientos y emociones que habitan en nosotros.

Es una oportunidad perfecta para entrar en contacto con nosotros mismos de una manera más profunda. Por tal motivo, siempre que quieras conocerte mejor, considera incluir la meditación en tus actividades de autodescubrimiento. También puedes complementarla con el uso de libros de autoconocimiento o Tarot terapéutico.

6.      Reduce el insomnio

Gracias a que ayuda a combatir el estrés, la ansiedad y depresión, la meditación también mejora el sueño. No importa si tienes problemas para conciliar el sueño o mantenerte dormido, meditar es beneficioso en este sentido. De esta forma, podrás disfrutar de un descanso más prolongado y reparador para ser más productivo durante el día.

¿Cómo decorar tu espacio de meditación? Guía paso a paso

Si ya estás convencido de incluir una rutina de meditación en tu vida cotidiana, entonces es momento de ambientar tu espacio. Como mencionamos al principio, no tienes que ser un experto en decoración ni nada parecido. Sin embargo, para hacértelo más sencillo, hemos preparado esta guía que te permitirá tener un lugar agradable para meditar.

Elección del espacio

El primer paso es elegir el lugar donde quieres meditar. Debes saber que existen varias opciones que puedes considerar. Por ejemplo, hay personas que prefieren practicar en entornos donde estén rodeados por la naturaleza. Mientras que otros lo hacen en interiores porque sienten que gozan de mayor privacidad y tranquilidad.

La elección es tuya, sin importar si es afuera o adentro, debería ser un lugar con suficiente iluminación. No debe ser muy intensa, pero tampoco se recomienda meditar a oscuras, lo ideal es una iluminación tenue. Por otro lado, es fundamental que exista buena ventilación en el sitio que elijas para meditar. Un ambiente demasiado encerrado puede ser agobiante y dañar tu relajación.

De igual forma, es esencial que sea un ambiente libre de ruidos molestos. Los sonidos que existan en esa habitación deben ser agradables y relajantes, como, por ejemplo, música para meditar.

Saca los aparatos electrónicos

Por otra parte, en el espacio donde vayas a meditar no debería haber aparatos electrónicos de ningún tipo. Estos son una fuente molesta de iluminación y las notificaciones pueden crear ruidos que te distraen de lo que estás haciendo. Aparte, se dice que las ondas de radio que emiten estos aparatos afectan las vibraciones del cuerpo de modo negativo.

Menos es más

Cuando se trata de cómo decorar tu espacio de meditación, ten en cuenta esta regla: menos es más. La decoración de tu lugar para meditar debe ser minimalista, evita incluir cosas que no cumplen ninguna función útil. Por ejemplo, no necesitas tener dentro de la habitación una colección de osos de peluche o cinco muebles.

Ahora quizá te preguntes, ¿qué tipo de decoración puedo incluir en mi espacio de meditación que sea útil y armónica? Esto lo veremos a continuación, pero queremos que entiendas la regla de decoración minimalista antes. Recuerda que la armonía del espacio depende de que las cosas estén dispuestas de manera equilibrada. Al regular el mobiliario, permites que la energía fluya de forma más libre.

Usa imágenes inspiradoras o relajantes

Una buena idea para decorar tu espacio es incluir imágenes o cuadros que tengan algún efecto en ti. Pueden ser imágenes que te resulten relajantes como el océano, flores o una montaña. De la misma manera, tal vez quieras considerar hacer un Vision Board o tabla de visualización. Este es un recurso donde se incluyen todas las aspiraciones que tienes como persona de manera gráfica.

Existen distintas formas de hacer una tabla, lo más importante es que uses tu creatividad. Cuando la tengas lista, puedes colocarla en tu espacio para meditar en un lugar visible. Te ayudará a mantenerte motivado a conseguir tus metas y a seguir trabajando en tu crecimiento personal. Sumado a esto, tenemos que las imágenes son clave para aprovechar el poder de la atracción.

Otro tipo de elementos visuales que se aconseja incluir son mándalas o dibujos de flores de loto. Estos símbolos se asocian al Yo Superior y la elevación de la consciencia. Debido a esto, es una excelente idea tenerlos en donde vayas a meditar.

Si meditas en el interior, considera tener plantas y flores

En el caso de que decidas o no tengas otra opción más que meditar en una habitación cerrada, te aconsejamos tener plantas. Puesto que son elementos de la naturaleza, ayudan a armonizar las energías del espacio donde estamos meditando. Cabe destacar que no se trata de tener todo un jardín dentro de la casa. Basta con tener algunas plantas que sean de tu agrado en lugares específicos.

Cojines

Los cojines no solo tienen valor decorativo, sino también funcional. Son una excelente forma de garantizar que tengas un espacio cómodo para meditar. Puedes tener tantos como necesitas, pero recuerda no excederte con las cantidades. Solo incluye tantos cojines como necesites para poder meditar de manera cómoda. Se aconseja que tengan forma redonda ya que esta figura se asocia con un mejor flujo energético.

Esterillas

Las esterillas o alfombrillas son algo que debes incluir en tu espacio de meditación. Al momento de comprar una, asegúrate de que estén elaborada con materiales cómodos y que sea gruesa. Ten en mente que allí vas a dejar todo el peso de tu cuerpo, así que procura el mayor confort posible. También procura que no sea resbaladiza en caso de que desees practicar yoga o diferentes posturas de meditación.

Colores

Los colores que predominen en el ambiente son esenciales porque ellos también determinan la energía del espacio. Entonces, intenta elegir colores en tonos suaves que te ayuden a relajarte. Los tonos pastel son una buena opción que puedes considerar.

Para finalizar, queremos recordarte que, así como el ambiente debe estar en condiciones óptimas, tú también deberías. Asegúrate de mantenerte bien hidratado y come de forma saludable antes de meditar. Todo esto ayudará a que sea más sencillo concentrarte en el ejercicio y disfrutar de sus beneficios.


Written by

1 thought on “¿Cómo decorar tu espacio de meditación?”

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *