Lenguaje Alienígena: ¿Fue descubierto por humanos?

Recientemente, una chica llamada Mafe Walker, se viralizó en redes sociales como TikTok, Instagram e incluso, Twitter, por cierta cantidad de videos que subió a sus redes hablando una especie de dialecto con el que asegura poder comunicarse con seres de otro mundo, mejor conocidos por la humanidad como extraterrestres.

Por supuesto, los miles de millones de comentarios que se hicieron en cada una de las publicaciones no solo propias sino de quienes propagaron los vídeos de esta colombiana, dejaron ver no solo la jocosidad de quienes no le creen una palabra a la mujer, sino además, el interés desmesurado y la curiosidad que causa el tema entre los habitantes de la Tierra.

Sin embargo, entre tantos comentarios y artículos que al sol de hoy se han escrito sobre el tema, muchos aseguraron no solo que la mujer no tenía idea de lo que decía, sino que detrás de ella se esconde la intención de sacar provecho económico del fenómeno que rápidamente viralizó en las redes.

Y es que al parecer, Walker estaría cobrando unos 75 dolares americanos por cada sesión para enseñar a las personas a hablar el idioma alienígena que muchos piensan que no es más que un timo, mientras que otros, calladitos, se aseguran de aprender por si en algún momento les toca comunicarse con seres de otros mundos.

Pero, seriamente, ¿Hay algún estudio que avale el lenguaje usado por seres de otros mundos? ¿Existen en realidad esos otros mundos? Hoy estaremos hablando de este apasionante tema y ¡Comenzamos!

¿Existen los Extraterrestres?

Desde que el hombre está en la tierra y pudo tener conciencia de que existía un universo infinito lleno de planetas y realidades desconocidas, ha existido la idea de que ciertamente, no somos los únicos habitantes de este basto universo.

Sin embargo, hasta hace muy poco, cualquier persona que se atreviera a hablar de los extraterrestres como un asunto serio, era definitivamente ridiculizado por la opinión pública.

Y tal vez esto haya sido así porque detrás de todos los señalamientos no existía más que miedo a lo desconocido, una actitud perfectamente normal en la raza humana y que además, sí que ha limitado los avances en muchas materias que nos atañen.

Solo a través de películas de ciencia ficción, los humanos hemos podido conectar, por decirlo de alguna manera, conscientemente con seres de otro mundo, a través de producciones cinematográficas que se hicieron famosas e icónicas en todo el mundo y se convirtieron en unas joyas que muchas generaciones disfrutaron y siguen disfrutando.

Tal es el caso de Et: El Extraterrestre, dirigida por Esteven Spielberg y que por más de 35 años ha sido referencia en la humanidad por haber tocado en una trama de humor, drama y ternura, el tema de los alienigenas.

Otras películas o sagas famosas, fueron por ejemplo Alien, que no mostraba a unos seres tan amigables como ET y la Guerra de las Galaxias, que mostraba a distintas criaturas y que definitivamente, es una de las favoritas y con mayor número de seguidores en el mundo.

Así que como ves, el tema vende y en vista de que recientemente el Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha desclasificado vídeos que muestran supuestas naves extraterrestres, no es una locura asegurar que venderá aún más.

Hace poco hice una encuesta en Twitter acerca de lo que pensaban las personas sobre el tema de los Extraterrestres y los comentarios no solo fueron variados sino que muchos usuarios se atrevieron a contar anécdotas que habrían experimentado en el transcurso de sus vidas con estos seres.

Mi Experiencia con Et

De hecho, recordé que hace muchísimos años, mientras era una niña y estaba acompañada de un grupo de primos de mi edad, tuve una experiencia a la que nunca le encontramos explicación.

Habíamos ido al pueblo del que era oriunda mi abuela, así que más allá de viejas casonas polvorientas de techos rojos y calles encumbradas asfaltadas en piedras de río, no era mucho lo que había para divertirse.

El pueblo solo contaba con un hotel y éste apenas estaba en construcción. Era de un primo de mi madre. Abajo había unas pocas habitaciones y arriba de éstas, la ilusión de construir otro número similar.

Allí estábamos unas 6 personas. Todos entre 12 y 14 años. El pueblo era una sierra, así que te imaginarás que estaba ubicado en lo más alto de la montaña, pero además, esa noche decidimos subir a la platabanda del hotel.

Allí comenzamos a contar historias hasta que cayó la noche. Al día siguiente terminarían nuestras vacaciones así que esa era una especie de despedida entre mis primos, mis hermanos y yo.

Estando todos tumbados mirando las estrellas, comenzamos a ver un disco bastante grande que giraba encima de nosotros.

Al principio no prestamos atención, pero conforme fueron pasando los minutos, observamos con asombro como aquellas luces que primero eran minúsculas, ahora alcanzaban dimensiones gigantescas en fracciones de segundos muy cortas.

Recuerdo que estaba sobre nosotros girando aquel enorme plato, que en esa noche especialmente oscura hacía distinguir luces de varios colores y una brisa fría que nos congeló la sonrisa.

No sabíamos qué era aquella cosa que estaba sobre nosotros en el cielo. Si hubiésemos estado en la ciudad, no tendría dudas de que se trataba del reflejo de las luces de algún parque de diversiones cercano al lugar en el que estabamos, pero en aquella montaña que parecía olvidada por Dios y por el hombre, la verdad es que teorías lógicas no existían.

Por mucho que quisimos mantener la calma, llegó un momento en el que la presencia de esas luces provenientes de ese objeto desconocido, nos intimidó, así que solo hicimos lo que cualquier grupo de niños podía haber hecho en una situación así: Correr despavoridos.

Nunca le contamos a nadie lo ocurrido aquella noche, de hecho, ni siquiera entre nosotros mismos volvimos a tocar el tema.

El asunto quedó como un misterio del que no se hablaba hasta hace unos años, cuando comenté el asunto con una de las amigas que junto a mí, presenció lo ocurrido.

Ese día por fin, aseguramos que no había explicación lógica posible, así que no nos quedó otra teoría que la de los extraterrestres que habían venido, seguramente a visitarnos.

Por esos días, usando la red social Twitter, comenté lo sucedido y fue increíble la cantidad de personas que aseguraron que justo en esos lugares se ven constantes luces y destellos para los que nunca han tenido explicación los habitantes de ese y otros pueblos cercanos.

Entonces, ¿Sí existen?

Definitivamente, sí. O al menos, esa es mi teoría. Que el Departamento de Estado de los Estados Unidos haya tocado el tema y puesto de manifiesto versiones de sus propios hombres asombrados, es una prueba de que solo alcanzamos a saber una mínima parte de todo este asunto que empieza a ventilarse como para ir preparando a la población.

Siempre he pensado que somos una minúscula parte de este universo y que seguramente, somos nosotros los extraterrestres para los habitantes de otras dimensiones y galaxias.

Sin embargo, cada quien puede pensar lo que quiera basado en sus propias experiencias, temores y certezas, porque eso sí, si algo causa miedo en muchos, es lo desconocido y este es uno de esos temas que muchos miran con recelo.

Lo del lenguaje usado por la colombiana de la que hablé al empezar este artículo, poco a poco se ha ido desdibujando, pues al parecer, se trata de una combinación de estructuras vocales de las llamadas Lenguas Muertas, junto con otros dialectos antiguos.

Pero, para mí, el hecho de que se descubra un fraude que tenía toda la pinta de serlo, no le resta legitimidad a los innumerables testimonios que he leído, escuchado y hasta experimentado y que vienen dando señales de existencia de seres vivos en otros planetas.

Y si no, pregúntate entonces qué es lo que dibujaban las antiguas civilizaciones de nuestro planeta y que hoy en día son testimonio de que desde hace miles de años, esos visitantes han venido a la Tierra y nuestros habitantes quisieron dejar testimonio no tan mudo de ello.

Los Misterios rodean a las Maravillas del Mundo

Y es que en varias de las llamadas Maravillas del Mundo, las cuales fueron pintadas o erigidas por las antiguas civilizaciones, ya se dejaban ver naves en el cielo que para aquella época eran imposibles de existir, al menos por la mano del hombre, así como figuras que indicaban que éstos seres tenían contacto o al menos, fueron avistados por los humanos de aquellos tiempos.

Unos dicen que algunas de esas obras cuya construcción aún es un enigma para la humanidad, fueron levantadas por civilizaciones que «bajaron» del cielo.

De hecho, hay algunas de ellas, como por ejemplo, las figuras de la Meceta de Nazca, que se dice, debieron ser dirigidas desde las alturas para poder ser creadas y ese es un hecho que en ese tiempo, era imposible.

Hay elementos que no coinciden con los tiempos en los que la raza humana estaba en el planeta, como fue el caso de la estatuilla de arcilla con figura humanoide que encontraron en Nampa, Estados Unidos, dentro de lo que fue un volcán que tiene una data de antigüedad de al menos un millón de años, época en la que se presume que los humanos ni siquiera pensaban en aparecer.

Otro de estos misterios que estaban muy adelantados a la época en la que se crearon, unos dos mil años antes de la llegada de la colonización española, es el de los aviones de oro hechos por los antiguos habitantes de las tierras colombianas.

Estos aviones fueron encontrados dentro de las tumbas de la cultura Tairona, Muisca y Calima, así como de muchas otras etnias y representan aviones que en esa época, no solo eran inexistentes sino que parecen réplicas en miniatura de los que tú y yo conocemos en esta época.

Y obviamente, no puedo dejar de mencionar las Piramides y la Efinge de Egipto, así como tampoco el Mapa de Piri Reis, el cual sigue siendo un misterio pues en aquellas fechas en las que este hombre vivió, la Antártida que dibujó ya estaba cubierta de hielo desde por lo menos, mil años antes, así que no hay manera de que él hubiese podido saber que ésta existía.

De hecho, muchos piensan que los antiguos Dioses y deidades a las que muchas de las culturas alrededor del mundo han rendido tributo y oración, son en realidad seres de otros planetas que hacían vida en éste y que interactuaban con los humanos de esos tiempos remotos

Pero, sin duda uno de los hallazgos más impresionantes se hizo en Rusia, dónde se encontró un mapa tridimensional con una data de antigüedad de más de 120 millones de años, lo que echa por tierra cualquier historia que nos hayan contado y que además, contiene un lenguaje que no ha podido ser precisado y una tecnología tan precisa que solo da indicios de una civilización muchísimo más avanzada de lo que pudimos haber creído.

Si investigas un poco sobre las culturas antiguas, te darás cuenta de que muchas de ellas tienen entre sus representaciones, figuras de seres que parecen venir de otras dimensiones y que nuestros ancestros en distintas partes del mundo, dejaron dibujados en piedras, arquitecturas y otras expresiones de arte.

Uno de los casos más recientes fue el descubrimiento en Veracruz, México, de una cueva en la que se halló una especie de grabado en piedra en la que perfectamente se detalla a un integrante de alguna etnia, entregando una especie de maíz (forma de glándula pineal), a un ser muy distinto, con características extraterrestres. La verdad es que es muy impresionante.

Muchos investigadores y científicos, de hecho, están convencidos de que hace cientos de miles de años, estos primeros habitantes de la tierra tuvieron encuentros físicos con seres de otras dimensiones que dejaron en ellos tal influencia, que fueron representados en todo lo que aquellas personas tenían la capacidad de crear con sus manos.

Algunas estatuillas de la época pre colombina, de hecho muestran seres que parece que visten trajes de astronautas, lo que obviamente no existía en esas épocas en las que ni siquiera se había inventado la rueda.

De hecho, hay quienes aseguran que algunos gobernantes mayas tenían origen extraterrestre y fueron ellos quienes enseñaron a los miembros de esta cultura todos sus conocimientos sobre arquitectura, ingeniería y astrología.

Estas afirmaciones están basadas en las representaciones de hombres alados, con trajes e incluso, que volaban, que han sido estudiadas por arqueólogos, antropologos y otros expertos.

Entonces, ¿Qué pasó con el lenguaje alienígena?

Como te dije anteriormente, es muy probable que el lenguaje que insistió en dar a conocer Mafer Walker sea un fraude pero, claramente, si existen otros seres en el universo, deben comunicarse de alguna forma.

Sin embargo, la raza humana no tiene conocimiento de esto o al menos, esto es lo que se sabe hasta ahora, así que después de mucho investigar y de recopilar experiencias de personas que dicen haber tenido contacto con extraterrestres, se ha llegado a la conclusión de que si la vida inteligente de otros planetas existe, estará a miles de años luz de distancia de la nuestra lo que supondría entonces, de ser posible un encuentro, que para relacionarse con los humanos, ellos usarían comunicación no verbal.

Así que si fuiste uno de los que pagó por obtener aprendizaje de la mujer colombiana, no te servirá de mucho lo que ella ha tratado de enseñarte pues expertos aseguran que solo se trata de la mezcla de palabras de las lenguas muertas y dialectos de tribus antiguas.


Si crees o no en los seres de otro planeta, ya es algo muy personal, pero lo cierto es que cada año se siguen sumando avistamientos y teorías a la larga lista de hechos inexplicables que desde hace muchísimos años, ha ocupado la atención de la humanidad.

Y tanto es así, que según mi opinión muy personal, estamos comenzando a vivir lo que sería una preparación gradual por parte de las autoridades en el tema, para definitivamente, hacer que la humanidad acepte sin traumas la existencia de otras civilizaciones en el universo, que sí, de vez en cuando dejan saber de su existencia.

Por los momentos, la vida de seres de otro planeta seguirá siendo un misterio que con total seguridad, seguirá dando de qué hablar porque una cosa sí es segura: Ya la atención de la mayoría de nosotros, la tiene.

Written by

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *