Buena Vibra: Identifica a las personas que le hacen bien a tu vida

Hay personas que cuando las miras, automáticamente te producen una sensación de alegría porque su presencia es como una inyección de energía, una recarga de pilas en las que después de una conversación, terminas sintiendo que el mundo es mejor y más bonito.

Son personas extrovertidas, con cualidades físicas que producen paz y esto no tiene que ver con patrones de belleza sino con la dulzura de las miradas, lo radiante de sus sonrisas, el brillo de sus ojos y la intención maravillosa y tremendamente contagiosa que transmiten.

Son esa gente que sonríe mucho y con facilidad, que tiene un tono amable, con quienes te sientes a gusto y la comodidad se instala en su expresión desde cualquier punto en el que quieras analizarlo.

Son seres ordinarios con una actitud de vida extraordinaria y que cuando las ves en alguna reunión, suelen estar rodeadas de muchas otras personas que acuden a su encuentro como abejas al panal.

Y por favor, no vayas a pensar que son personas que no tienen problemas, porque obviamente, atraviesan situaciones difíciles y duras como todos los demás; sin embargo, podemos saber que su vibración es alta a pesar de que los encontremos llorando porque sencillamente, su aura está elevada a las frecuencias más altas, aún en sus peores momentos.

Hoy hablaremos de ellos, de cómo reconocerlos y también un poco de cómo rodearte de personas de este tipo y ¿por qué no?, convertirte tú también en una de ellas, así que ¡Comenzamos!

Dime con quién andas y te diré cómo vibra

Es común que muchos piensen que las personas que deciden tener una vibración alta nacieron con este Don. Hoy quiero que sepas que el estar en frecuencias altas de pensamiento y emociones no tiene que ver con una habilidad extraordinaria que hizo que alguien sea y actúe de cierta o determinada manera.

Por el contrario, es un trabajo diario y constante que los ha llevado, después de probablemente pasar por situaciones dolorosas, a sentir la alegría de la vida y tener la necesidad de expresarla en todas sus manifestaciones.

Cuando te rodeas de quienes tienen altas vibraciones en las frecuencias de energía, enriqueces tu propia existencia pero además, logras reconocer y exaltar los aspectos positivos de tu vida y de la de otros.

Y es que si eres consciente del poder de tus pensamientos y de tus emociones, es muy probable que tus energías aumenten y que comiences un ciclo de esos de los que nadie quiere dejar pasar. Esos en los que todo lo puedes, todo lo solucionas y sientes que la vida te está premiando y que eres el hijo predilecto del universo.

Tu pensamiento es energía vibrante que viaja y termina influyendo en tu vida de manera directa.  

Las personas con vibración alta hacen que frecuentemente nos sintamos inspirados y de hecho, nos dan ideas para nuestra evolución aún sin proponérselo. Son como la fuerza que necesitabas y que te conduce a querer tenerles cerca porque te transmiten armonía, paz, y especialmente, te proyectas en sus propias emociones.

Pero como ya te dije, no son producto de la espontaneidad ni de dones especiales sino que son un producto permanente del trabajo y la determinación que han tenido por encontrarse en ese nivel de altura espiritual en el que se encuentran.

Ciertamente, hay personas que desde el nacimiento han tenido una actitud alegre en la vida, pero aunque también son gente que produce buena vibra, no es a ellos justamente a quienes me refiero cuando hablo de seres con una elevada frecuencia energética y espiritual.

“Las cosas no te suceden. Suceden a través de ti. Eres el co creador de todo en tu realidad”. 

Gordana Biernat

Te daré un ejemplo claro de lo que es la energía y de cómo sus vibraciones afectan al entorno en el que se mueven.

Supongo que alguna vez has estado en un salón o reunión en el que de pronto entra alguien molesto y despotricando de cualquier evento que le haya sucedido. Esta es una energía de baja frecuencia que con total seguridad, terminará afectando a todos los que estén presentes en ese lugar, quienes se encadenarán contando sus desventuras, tristezas o rabias, incluso, fuera del tema inicial.

Entonces pasamos a tener a un grupo de gente reunida que en primera instancia estaba en un nivel de frecuencia neutro y ahora, por algún motivo que no les pertenece, está molesto, desanimado o triste.

Ahora bien, supongamos que en medio de ese cúmulo de vibración baja, la puerta vuelve a abrirse y entra una persona de alta frecuencia y con algunas frases, logra que todos se sientan mejor y el ambiente, nuevamente cambia, la gente se relaja, sonríe y el ambiente ya está lejos de ser irritable.

Te pregunto, ¿Qué ha cambiado? y te respondo: Nada. Las situaciones siguen estando ahí pero desde el punto de vista energético, quienes entraron a la reunión han cambiado la vibración del ambiente y de las personas que ahí estaban a un nivel más bajo o más alto, según fuera el caso.

Con este ejemplo, que estoy segura de que te ha sucedido más de una vez, puedes entender entonces el sencillo mundo de las energías y de sus frecuencias, pero además, puedes ver claramente cómo el ser humano tiene la capacidad de afectar a las demás vibraciones que le rodean.

La Absorción de las Emociones

No todo el tiempo somos estables con nuestras emociones, especialmente si aún no hemos llegado al nivel de vibración que queremos tener, que viene siendo algo así como una emisora de radio en la que vamos cambiando el dial hasta encontrar ese que se escuche bien y cuyo mensaje llegue a nosotros de la manera más clara e inteligible posible.

Nuevamente te explicaré con un ejemplo. Si tienes una frecuencia alta de vibración y te encuentras con alguien que está teniendo una muy baja frecuencia, pueden suceder tres situaciones:

  1. Si tu frecuencia es alta y estable, una persona con frecuencia baja, saldrá de tu encuentro mucho más feliz.
  2. Si tu frecuencia es alta pero inestable y la de la otra persona es baja pero estable, tú saldrás de ese encuentro sintiendo rabia o tristeza.
  3. Si ambas frecuencias son estables, la tuya alta y la de la otra persona, baja, créeme que van a repelerse y ninguno de los dos saldrá afectado porque no podrán pasar ni un minuto juntos.

Te cuento que debes estar despierto y consciente de la manera en la que puedes mantener tu vibración alta, pues esto siempre será tu elección y dependerá de la manera en la que quieras vivir, así que no hay excusas.

Para lograrlo, lo primero que debes saber es que los seres humanos tendemos a hacer mucho más estables nuestras vibraciones bajas o negativas y esto significa que alguien con mal humor es mucho más propenso a atraer a otra persona que esté de buen humor pero que se encuentre en una energía inestable y que finalmente, ésta termine con energías de baja frecuencia debido a su inestabilidad emocional.

Lo otro que debes saber y que me recuerda a un gran amigo que siempre está alerta para que no lo perjudiquen, es que estamos a merced de quienes nos rodean. Pero ¡Calma! porque esto no tiene por qué afectarte si tienes consciencia de lo que ocurre y sabes que eres capaz de cambiar la situación.

Estabilizar tus vibraciones significa que ya no serás afectado negativamente por los demás, si no que podrás transformar esa energía, incluso, influyendo en los otros de una manera positiva que logre alzar sus frecuencias.

Para lograr que eso ocurra, cuando estés feliz, no permitas que las emociones de otras personas influyan en ti ¿Cómo? aumentando deliberada y descaradamente tu vibración a través de pensamientos que te hagan sentir bien.

Las vibraciones lentas y densas son de baja frecuencia mientras que las altas son las que llenan a la gente de alegría, fortaleza y serenidad interior.

Cuando te mantienes enfocado en las razones correctas y logras centrarte intencionalmente en ellas, entonces eres consciente del poder que tienes para calmarte y desconectarte de las energías bajas.

¿Recuerdas a Hulk y la doctora de la que estaba enamorado? Bueno, lo que te explico es más o menos algo así. Si haces memoria (en caso de que hayas visto la película), Hulk era un humano normal que fue inyectado por su padre con sustancias experimentales transformando su genética.

El caso es que normalmente, Hulk era un hombre sereno, tranquilo y amable hasta que alguna razón lo hacía molestarse y convertirse en un monstruo iracundo que con su brutal fuerza, acababa con todos.

Te cuento esta historia porque la única manera en la que Hulk lograba calmarse era cuando esa rabia desaparecía o inmediatamente, cuando aparecía la doctora que amaba y que, sólo hablándole lograba distraerlo para que ese carácter salvaje volviera a ser afable y descomplicado.

Conecta con energía pura

Algo así es lo que te sugiero cuando encuentres personas que estén en baja frecuencia y que puedan influir en tus energías y hacerte pasar un día pesado; conéctate con lo bueno que hay en tu vida y mantente centrado en las razones correctas para sentirte bien: el día, la sonrisa de un desconocido en la calle, un pequeño logro, tu salud y el de tu familia o cualquier recuerdo que te genere agradecimiento que, te cuento, es la más alta de las energías. Tú solo encuentra razones.

De esa manera, lograrás estabilizar intencionalmente tus vibraciones y de hecho, puedes seguir practicando durante todo el día para no solo mantenerla sino para que vuelvas estas técnicas parte de tu día a día y finalmente, se vuelva una manera de vivir.

Con el paso del tiempo, notarás que quienes tengan una actitud pesimista o negativa, cambiarán ante tu presencia o simplemente, no soportarán tu vibra y se irán de tu entorno. Y es que La ley de la atracción no será capaz de reunirte con ellas porque como ya te dije antes, sus energías se van a repeler.

De hecho te digo que si logras ser absolutamente estable en tu alta vibración, nunca más serás molestado por las bajas frecuencias de otros. Así funciona.

Es muy importante que estés consciente de los estados de ánimo que tengas y de vivirlos tal y como se presenten, evitando a toda costa enmascarar detrás de sonrisas, sentimientos y emociones de ira, tristeza o ansiedad.

¿Cómo identificar a la gente de alta energía?

Esas personas mágicas que están llenas de altas energías y que tienen un nivel espiritual y energético elevado, suelen tener y comportarse de maneras que logran sobresalir positivamente en su entorno, así que presta atención a las siguientes señales:

  • Conectan fácilmente con los niños: Los niños son seres que apenas se están estrenando en este mundo por lo que buena parte de la pureza de su alma aún se conserva intacta, esto les permite poder percibir a personas con una vibración alta, ya sea que puedan ver su aura positiva o sencillamente, sentir la frecuencia alta de sus vibraciones.

Entonces, verás que ante ciertas presencias, los niños y bebés se sentirán cómodos y animados. Ellos no se equivocan así que presta atención a esta particularidad ya que te pueden alertar sobre el tipo de vibración que tienen las personas de quienes te rodeas.

De igual manera, quienes tienen baja vibración lograrán que los niños muestren incomodidad y rechazo e incluso, lloren y repelan su presencia.
  • Destaca las virtudes de los demás: Una de las características de las personas que tienen una alta vibración es que logran ver las virtudes de las personas que les rodean y además, las aprecian y consecuentemente las destacan.

Generalmente, son personas alegres a las que les rodea un aura buena y que sin pensarlo dos veces, elogian las virtudes que poseen quienes les rodean, independientemente de la relación de cercanía que tienen con ellos.

Una persona gruñona o negativa, no hace elogios o es muy raro que los haga pues no son capaces de reconocer las virtudes de los demás ya que sus propios demonios nublan su visión.

Si te reconoces en esta cualidad, es importante que cuides de no repetir cumplidos innecesariamente porque entonces, se convierten en una incomodidad para la otra persona y para el ambiente que te rodea.

  • Tienen un buen control de sus emociones: Cuando una persona es capaz de controlar sus emociones, incluyendo las más bajas, denota que tiene una buena salud mental. Una persona serena que no actúa por medio de sus impulsos, siempre estará rodeada de buenas energías.

Especialmente con la ira y el enojo, este tipo de seres logra mantener un estado de calma cuando otros con vibraciones más bajas, explotan.

Recuerda que cuando dejas que la ira tome control de ti puedes cometer todo tipo de acciones negativas, así que es lógico pensar que un buen control se refiere a una persona que logra mantenerse en equilibrio porque está en un nivel de conciencia mucho más avanzado.

No te sientas mal si tus emociones a veces te invaden pues esto puede pasar pero está en ti trabajar para lograr controlarlas y poder dominarlas. Cuídate de personas que son como un volcán y que explotan en mal humor a la más mínima provocación.

  • Los animales se les acercan fácilmente: Al igual que los niños, los animales son seres dotados de capacidades que pocos seres humanos conservan hasta la edad adulta. Los perros y gatos son expertos en reconocer las vibraciones de las personas. Por ejemplo, los perros pueden detectar con su olfato si alguien tiene malas intenciones contigo.

La química y la vibración de las energías están correlacionadas, así que los animales se acercan con facilidad a quienes se encuentran en una frecuencia de vibración alta. Ellos no se le acercan a cualquier persona y eso lo sabemos porque con frecuencia tenemos la oportunidad de evidenciarlo. Los animales son seres muy cuidadosos y a la defensiva.

  • Difícilmente se enferman: Sabemos que toda enfermedad se refiere a un mal equilibrio de los chakras o puntos energéticos de las personas, por lo que al ser una situación consecuente, el aura se va debilitando energéticamente hasta abrirse y dejar entrar y manifestar los primeros síntomas de la enfermedad correlacionada con los chakras.
Si vibras bajo es más posible que te enfermes , mientras que si vibras alto fortaleces tu aura y por consiguiente, tus chakras. No habrá enfermedad alguna que profane el templo sagrado que es tu cuerpo.

Así funciona todo en el universo, la vibración es la que rige el todo. Ten pensamientos y emociones positivas y así lograrás elevar tu vibración lo suficiente para curar enfermedades. La curación espontánea es un ejemplo de esto de lo que te estoy hablando.

Hay cientos de casos de enfermos desahuciados clínicamente que se han curado en un corto tiempo, luego de reprogramar sus mentes, centrarse en las emociones positivas y lograr sintonizarse con frecuencias elevadas.

  • Personas desconocidas le cuentan sus problemas: Los seres humanos no suelen contar sus problemas a cualquier persona pues a la mayoría se les hace difícil dejar entrar a extraños a sus asuntos privados, incluso, hay personas que nunca lo hacen.

Curiosamente, muchos de nosotros hemos conocido a alguien a quien, aún siendo un completo extraño, logra sin proponérselo que sintamos por ellos una confianza indescriptible. Se les reconoce como buenos oyentes y aconsejadores.

Lo más reconfortante es que sentimos que ellos entienden los problemas de los otros y eso ocurre porque definitivamente, transmiten confianza y equilibrio con sus maneras de expresarse.

¿La gente suele contarte sus problemas? Si tus conocidos y gente que apenas conoces se sienten en confianza contigo, tienes que aceptar que estás vibrando en frecuencias altas, así que ayuda a quien te lo pida y dale el mejor de tus consejos pues tienes un bonito trabajo que realizar por la humanidad.

  • Tienen un grupo selecto de amistades: Vibrar alto significa que no encajarás con una sociedad que suprime la bondad. Por lo tanto, quienes lo hacen son absolutamente selectivos con aquellas personas a quienes les ofrecen y les reciben la amistad. La ley de la Compatibilidad determina que debe haber sincronicidad de frecuencias vibratorias por lo que solo quienes estén en tu escala de frecuencia, entrarán en tu círculo.

En el polo opuesto, te diré que las personas con frecuencias bajas suelen hacer amigos con rapidez pero de esos que podríamos llamar efímeros, no importantes o relleno. La palabra amigo es muy fuerte porque no se le dice a cualquiera. Un amigo es una persona que tocará tu alma.

La vibración puede variar en distintas escalas de frecuencia pues es algo así como una emisora de radio, así que vibrar a una frecuencia te permite una serie de correspondencias en el plano de tu realidad, es decir, que te encontrarás en situaciones y con personas que están en tu misma sintonía y pasarán de largo por tu vida los que estén en otra emisora.

Rituales para elevar tú vibración

  • Vuelve mágicas tus mañanas: ¿Has escuchado aquél refrán que dice algo de empezar tu día con buen pie? Bueno, es absolutamente cierto porque el éxito de tu día depende de cómo logres iniciarlo, así que cada mañana puedes tener rutinas y prácticas que sellen tu día energética, física, mental y emocionalmente.

Puedes empezarlo con rutinas que te aporten bienestar y beneficios como ejercitarte o practicar meditación o yoga, leer contenido positivo, escuchar música alegre o hacer algo que te llene de energía y te haga sentir alegre y motivado.

  • Un día a la vez Hoy en día, la mayoría de los seres humanos viven una vida agitada y llena de estrés y ansiedad, por lo que en esa constante pérdida de energía, son incapaces de encontrarse consigo mismos.

En este caso, lo que te recomiendo es tratar de vivir el momento o cómo muchas veces hemos oído (pero que en realidad funciona), vivirlo un día a la vez. Trata de entender que tu vida está ocurriendo en este momento, así que toma conciencia del presente que vives y conéctate con él.

Las preocupaciones no son más que el deseo de controlar el futuro de la manera que queremos que ocurra, olvidando que cada día tiene sus propios desafíos y oportunidades, así que enfócate en vivir y disfrutar de tus momentos presentes y de las personas que llenan tu día.

  • Medita: Mediante la meditación, logras reconectarte con la energía de tu ser en el aquí y en el ahora. Toma un tiempo de tu día en relajar tu cuerpo en una posición cómoda e inhalar y exhalar de manera tranquila y controlada.

La meditación te ayuda con el punto anterior, ya que a través de ella logras calmar el estrés y la ansiedad, piensas con calma y elevas tu vibración.

  • Aliméntate Bien: Como ya sabrás, todo lo que existe en este universo tiene un vibración, por lo que además de las personas, los lugares y los objetos, también los alimentos la tienen.

Los alimentos con vibración alta son las frutas y verduras pues vienen de recibir la energía de nuestro astro sol, nuestra principal fuente de energía por lo que están repletas de vida. Es recomendable que se consuman frescos y que no contengan fertilizantes ni otros químicos

Los vegetales verdes contienen clorofila, la cual absorbe la luz del sol, así que todo lo verde que puedas consumir, te mantendrá con las energías altas. Espinacas, lechuga, berro, rúcula, brócoli, coles de Bruselas y preferiblemente, todo lo verde que encuentres.

Con respecto a las frutas, puedes consumir preferiblemente aquellas que crezcan en árboles y arbustos como manzana, naranja, coco, aguacate, ciruela, limón, guayaba, entre otras. También algunas semillas como las nueces y almendras tienen una vibración alta.

  • Rodéate de los mejores: Recuerda siempre conectar con personas que tengan la vibra en la que quieres estar, así que quienes te inspiren, fomenten estilos de vida saludable, te deseen lo mejor y en general, te ayuden a ser y sentirte mejor ser humano, deben estar en tu círculo.

Aléjate de las personas tóxicas que consumen y restan tus energías. No importa el vínculo social o afectivo que tengas con ellas.

  • Gratitud: Agradecer te conecta con la abundancia y te permite centrarte en todo lo que tienes y también, en lo que no en lo que no tienes. Y es que muchas veces nos quejamos sin darnos cuenta de que no tenemos muchas cosas que hacen amarga la vida de otros, como por ejemplo, una enfermedad, una deuda impagable, un trauma imborrable, entre muchas otras situaciones negativas. Lo que no tenemos también es bueno y por eso debemos agradecer.
  • Elige contenido positivo: Todo lo que exista en tu vida que no genere sensación de bienestar, alegría, satisfacción, agradecimiento y todos los sentimientos y emociones positivas, sácalo. No importa si esto está en redes sociales, medios de comunicación, lecturas o cualquier otra manera de entrar a tu vida.

Elige contenido que aporte y sume a tu vida, que te deje aprendizajes coherentes con tu manera de vivir, que sea satisfactorio buscar y ver. Lo mismo puedes hacer incluso con las personas. Hay gente que vibra bajo y con quienes tienes lazos de amistad o vínculos familiares, déjalos ir. Nadie puede obligarte a estar al lado de una persona que te genera ansiedad, estrés, vergüenza, desequilibrio emocional o miedo.

  • Limpia tu entorno: Mueve todas las energías que hay en tu hogar a través de la limpieza y el orden. La sensación de equilibrio y bienestar que entra en tu vida cuando las cosas están limpias y ordenadas, no solo es inmediata sino, energizante.

Trata siempre de vivir de la mejor manera posible, evitando hacer daño a otros y especialmente, siendo feliz con lo que haces y eres.

Te dejo este otro artículo con el que podrás complementar tu visión de vida en caso de que decidas vibrar alto Feng Shui: Cómo armonizar tu hogar para lograr el éxito – Astroencuentro


Written by

4 thoughts on “Buena Vibra: Identifica a las personas que le hacen bien a tu vida”

Leave a reply to Merlyn Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *